Después de 50 años, la ciudad recupera su emblemático Cerro Ñemby

Con la firma del Decreto Nº 7409, firmado por el Presidente de la República, Horacio Manuel Cartes Jara, el 4 de julio pasado, se cerró un largo capítulo de reclamos ciudadanos y de la Municipalidad de Ñemby por la recuperación del emblemático Cerro Ñemby al patrimonio de la ciudad.

El Decreto, que encarga al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) la realización de una mensura de la superficie involucrada, y la remisión a la Municipalidad de Ñemby de copias autenticadas de antecedentes y documentos relacionados con la propiedad que obran en los archivos ministeriales, representa una verdadera conquista ciudadana de la gesta iniciada en 2016.

Los reclamos ciudadanos por la recuperación del Cerro Ñemby comenzaron a hacerse oír con fuerza en junio del año pasado, con las primeras y multitudinarias manifestaciones el cese de la explotación de la cantera, que ya llevaba más de 50 años.

La suspensión de la licencia para la explotación de piedra a la empresa Concret-Mix, por parte del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), y la Secretaría del Ambiente (SEAM), fue la primera conquista ciudadana en la lucha por la recuperación de un patrimonio natural que parecía irremediablemente perdido.

La presión de la ciudadanía, a través de sus organizaciones vecinales y comunitarias, y el compromiso y acompañamiento de las autoridades municipales, pusieron fin a más de 50 años de explotación de un recurso natural y paisajístico arrebatado al dominio público, y encaminado hacia su destrucción total.

La Municipalidad hizo suyo el anhelo ciudadano, y no dejó de insistir ante las autoridades nacionales el traspaso legal del Cerro a dominio de la ciudad, para emprender acciones destinadas a la puesta en valor del lugar como patrimonio natural y turístico del distrito.

Desde un comienzo, el intendente Lucas Lanzoni hizo propio el compromiso de acompañar el reclamo ciudadano hasta volver a integrar definitivamente el cerro a la ciudad.

“Esta es una reparación histórica, se trata de recuperar un patrimonio, un símbolo de nuestra ciudad”, señalaba Lanzoni al cumplirse un año de la gesta ciudadana, considerando que “la mitad de la lucha ha sido ya ganada gracias a la férrea voluntad de la ciudadanía que salió a exigir sus derechos”.

El Cerro Ñemby, pertenece al grupo de cerros de la Cordillera de Ybytypanemá, al igual que los cerros Lambare, Tacumbu, Koi, y Patiño.

Desde 1963 se utilizaba para la extracción de piedras para la construcción y pavimentación de calles y rutas.

Entre fines de mayo y junio de 2016, y luego de una serie de incansables manifestaciones que encontró al intendente, concejales, directores de área, funcionarios y funcionarias municipales a la cabeza del reclamo ciudadano, el MOPC canceló el permiso de la empresa cementera por cuestiones medioambientales y el riesgo que representaba la utilización de explosivos de dinamita en una zona altamente urbanizada.

El Decreto Presidencial llegó pocas semanas después que el ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Ramón Jiménez Gaona, reafirmara el compromiso del gobierno nacional de traspasar la propiedad del Cerro Ñemby a la Municipalidad, en ocasión de una visita a la Junta Municipal donde también anunció obras viales.

Jiménez Gaona había desconocido, en aquella oportunidad, el contrato con que argumentaba la empresa Concret-Mix, que operaba la cantera del Cerro, señalando que para el traspaso de las 60 hectáreas involucradas sólo faltaba cumplimentar trámites administrativos.

El ministro visitó Ñemby algunos días después de conmemorarse el primer aniversario de la gesta ciudadana que abrió las puertas a la recuperación del principal patrimonio natural de la ciudad, expropiado en 1962 para la explotación de piedra, actividad que produjo un fuerte impacto ambiental, no solo en la morfología del cerro, sino también en las comunidades de su zona de influencia.

El Intendente y los concejales Javier Osorio, Julio Vallejos y Máximo Romero, habían visitado en mayo a Jiménez Gaona, en el MOPC.

La firma del Decreto abre las puertas a un nuevo capítulo en la relación entre Ñemby y su principal patrimonio natural.

La Municipalidad, tiene diversos planes y viene estudiando un abanico de alternativas, con la idea de desarrollar un proyecto eco-cultural que convierta al espectacular monumento natural en un atractivo turístico y de esparcimiento, y que fundamentalmente lo integre a la ciudad y sus habitantes.