Municipalidad lanzó campaña para limpiar nuestros arroyos

La Municipalidad de Ñemby lanzó esta mañana la campaña “Manos al arroyo”, que se propone la limpieza y recuperación de nuestros cauces hídricos, en un tarea que sumó también a la comuna de San Antonio mediante un convenio de cooperación firmado hoy por los intendentes Lucas Lanzoni y Raúl Mendoza.

El acto se realizó en la plaza Pratt Gill y convocó a autoridades nacionales, como el ministro del Ambiente Ariel Oviedo, el senador Blas Lanzoni, concejales departamentales, municipales; los intendentes Lucas Lanzoni y Raúl Mendoza, de Ñemby y San Antonio respectivamente, artistas invitados y público en general.

El proyecto busca la recuperación de los cauces hídricos de ambas ciudades, que actualmente registran una alta contaminación, producto del crecimiento poblacional y los hábitos poco saludables de muchos pobladores ribereños en la deposición de sus residuos domiciliarios.

La iniciativa tendrá una duración de seis meses en una primera etapa, con mingas ambientales los viernes y la intervención de maquinaria para levantar objetos que hayan quedado adherido al fondo, beneficiando a unos 25.000 habitantes en las zonas de influencia de los cauces hídricos.

 

El intendente Lanzoni destacó la presencia del titular del MADES y del músico Luis Szarán, consagrado maestro y director del proyecto musical Sonidos de la Tierra, quien participó al frente de la orquesta H2O de Ñemby.

“Maestro Szarán hoy me dijiste que en este lugar inició un sueño”, dijo Lanzoni en referencia al nacimiento de la orquesta H2O en el lugar donde hoy está la plaza Pratt Gill construida por la actual administración municipal. “Cuando esto era una zanja ellos ya estaban soñando, y es el mismo sueño que tenemos hoy, recuperar nuestro medio ambiente”, señaló.

El jefe comunal agradeció el compromiso de su colega Mendoza, quien “amablemente nos recibe con un proyecto ambicioso, se ha sumado y ha puesto a disposición hombres y mujeres de su municipio”.

El director de Medio Ambiente de Ñemby, ingeniero Jorge Palazón, explicó los pormenores de la iniciativa, destacando asimismo la “generosa predisposición” de las empresas como Real, La Bomba, Cartón Box y Dorby, que esponsorean el proyecto. “Por suerte tenemos un supermercado cerca de cada arroyo”, bromeó.

“La contaminación de nuestros arroyos produce alteración de las funciones ecológicas, reducción de la diversidad biológica, daño a los hábitats acuáticos, alteración de áreas bajas por la erosión, causando también efectos en la salud humana”, explicó.

Ñemby cuenta con tres arroyos principales, Pa´i Ñu, Ñemby y Kaí, que aguas abajo forman el Arroyo Guasú de san Antonio. “De nada sirve que  San Antonio limpie su arroyo Guasú si nosotros no limpiamos los nuestros acá”, dijo Palazón.

El principal problema de los cauces hídricos de ambas ciudades son los residuos domiciliarios que pobladores ribereños suelen arrojar a las aguas, lo que obstaculiza el normal escurrimiento del cauce y lo contamina.

La contaminación de los arroyos de lo que se conoce como Gran Asunción afecta a los acuíferos, en especial al Patiño, que es sobre el que se asientan las ciudades del área metropolitana.