Intensas tareas para recuperar la normalidad luego del temporal

La Municipalidad de Ñemby trabaja intensamente para devolverle la normalidad a las zonas de la ciudad afectadas por el fuerte temporal, especialmente Villa Anita que sufrió la caída de numerosos árboles, postes de alumbrado y significativos destrozos en el Colegio «Miguel Angel Rodríguez».

El intendente Lucas Lanzoni coordinó personalmente las tareas de evaluación de los daños producidos por la tormenta y las tareas de limpieza y despeje de calles y veredas, a cargo de cuadrillas municipales de la Dirección de Aseo Urbano, a las que se sumaron también voluntarios, entre vecinos, vecinas y bomberos de Ñemby.

Lanzoni agradeció en sus redes sociales «a todas aquellas personas que activaron el chip de la solidaridad para ayudar en la contingencia con rapidez ante los destrozos producidos por el tornado que azotó la Escuela Miguel Angel Rodriguez, en Villa Anita y otras zonas de nuestra ciudad».

«Gracias Bomberos Voluntarios, Policía Nacional, Cruz Roja, Patrulla Caminera, a nuestros Agentes de tránsito; a los cuadrilleros de la Municipalidad que hasta hace instantes seguían trabajando para despejar las calles de los árboles caídos. A los vecinos y padres que actuaron con rapidez para evacuar a los niños y niñas de la escuela», escribió el jefe comunal.

El tornado pareció ensañarse especialmente con el Colegio «Miguel Angel Rodríguez», destrozando por completo el tinglado y dañando seriamente los techos de aulas y sanitarios.

El intendente ya dispuso que se destinen los recursos necesarios para recuperar la infraestructura dañada y que estudiantes y docentes puedan terminar el ciclo lectivo 2019 con normalidad.